La espectacular casa con ruedas hecha en 1920 con el tronco de un árbol

🗨 No hay comentarios
|
01:49 Minutos

Si creías que las autocaravanas son actuales estás muy, pero muy confundido. Durante los años 20 se construyó una increíble casa rodante a partir del tronco de un abeto centenario.

Aunque a día de hoy se tiene un gran aprecio por las caravanas, autocaravanas y furgonetas camper, lo cierto es que la idea no es nueva ni mucho menos. De hecho, hace ya casi 100 años existió una increíble casa con ruedas, que sería lo más parecido a una autocaravana actual.

Hablamos de la casita conocida como “Douglas Fir Log”, que significa “Tronco de Abeto Douglas”. ¿Por qué lleva este nombre? Realmente, el nombre es la traducción literal de lo que la casa era, ya que estaba fabricada en el interior de un troco de abeto procedente de Douglas.

Por lo que se sabe, fue en el año 1926 cuando se concluyó la construcción de esta espectacular caravana, y es su fabricación no fue demasiado fácil. El primer paso que tuvieron que dar para comenzar fue encontrar un árbol que presentase las condiciones idóneas. Por ello, escogieron un abeto Douglas que tenía una antigüedad de 434 años. Con la edad del mismo, el árbol había desarrollado un diámetro de 2,9 metros y una altura de 9,5 metros.

Posteriormente, había que vaciar la parte interior del tronco. Esta tarea llevó unas seis semanas de trabajo a un grupo formado por tres personas.

Finalmente, la casa contaba con diferentes espacios, como son cocina, dormitorio y comedor. Aunque ahora pueda parecernos muy básico, para la época era una increíble novedad desconocida.

Claro está que toda aquella estructura debía ser colocada sobre unas ruedas para ser funcional. Por eso, los dueños, que eran una joven pareja en busca de aventura por carretera, decidieron colocar la casita sobre su camión. Para poder soportar todo el peso no podía ser cualquier camión y, ciertamente no lo era, se trataba de un espectacular Dodge Brothers de 1920.

En la actualidad, esta preciosa autocaravana está expuesta en el museo estadounidense “Redwood”. Sin duda es un precioso medio de transporte que ver.

Noticias relacionadas

Opiniones

No hay reseñas todavía. Sé el primero en escribir una.

Cuéntanos tu opinión